domingo, 14 de junio de 2009

EL CORAZÓN Y LA CAFEÍNA

Muchos no pueden pasarse sin ella. La taza o tazas de café cotidianas les resultan indispensables. Se habla mucho de la relación entre el corazón y la cafeína, pero parece ser que el uso moderado de la cafeína no incrementa la presión arterial, aunque la eleve temporalmente. Es cierto que aumenta las pulsaciones, pero probablemente no daña al corazón. El único problema es que la cafeína suele interferirse con el sueño y en algunos casos lo impide. Para evitar sus efectos basta con limitar su consumo a la mañana y el mediodía. Un último aviso para los atletas: el exceso de cafeína en la orina puede conllevar sanción por dopaje. Vigila la cantidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada